hola@nomadespacios.com

660 063 447

Blog

Historia del telecoworking no*mad
24 julio, 2020 0 Comentarios

No*Mad: El tele-coworking o cómo llevar a Internet un espacio físico

Apenas habían pasado dos semanas desde la apertura de no*mad Coworking cuando se decretaba el Estado de Alarma. De hecho, no habían podido ni inaugurar oficialmente las instalaciones.

Diseñado por el estudio de arquitectura SASTRE & SASTRE, también socio del espacio, no*mad Coworking, situado en el madrileño barrio de Cuzco, veía como sus salas de reuniones, sus puestos de trabajo y sus espacios de formación se cerraban sin apenas haberse estrenado.

“Estuvimos tan solo una semana abiertos. El día 9 de marzo, cuando se comunicó que los colegios cerraban sus puertas, comenzaron las cancelaciones de todas las reservas que teníamos”; explica María Sastre, socia de no*mad.

Lo que además se pensaba que, en un principio, iban a ser apenas 15 días comenzó a alargarse por la extensión de la pandemia. Un desafío en el que no*mad no dudó un momento en no rendirse.

“No podíamos ni queríamos quedarnos parados y decidimos apostar por la parte positiva que la propia situación nos daba. Gracias a la tecnología podíamos crear, en el espacio online, la misma esencia que queríamos ofrecer en el espacio físico de coworking y así surgió nuestra propuesta de telecoworking”.

Llevar al mayor número de personas la experiencia del coworking directamente a sus casas, al tiempo que hacerles más amena la cuarentena y, cómo no, generar comunidad e imagen de marca.

EVENTOS A TRAVÉS DE INTERNET

Más de 20 charlas profesionales, a través de plataformas de videoconferencia, sobre temas tan diversos como gestión del talento, resiliencia, utilización de redes sociales o emprendimiento fueron el resultado, además de recomendaciones profesionales y de ocio diarias a través de las redes sociales de Nomad fueron el resultado.

Poco a poco el Estado de Alarma se fue flexibilizando y así, el pasado 11 de mayo, no*mad abría de nuevo sus puertas con todas las medidas de seguridad necesarias: Reducción del aforo en un 50%, definición de recorridos “seguros” dentro del espacio, nuevas normas para el uso de zonas comunes, medición de temperatura a la entrada, desinfección…

Y, cómo no, con sus actividades y charlas. “Nos los pidieron los propios usuarios así que hemos seguido con los eventos híbridos (parte de asistentes presenciales en sus instalaciones y el resto, a través de Internet) y ya los hemos establecido como algo oficial una vez a la semana”.

Precios reducidos, sin permanencia y con nuevos servicios como la reprografía, los despachos por horas o contratos de media jornada… Así afronta ahora el espacio su vuelta. “El objetivo es adaptarnos al usuario y ofrecerle lo que realmente necesita. Creemos que no hay nada mejor que la colaboración para resistir y salir adelante», afirma María Sastre.

Para visitar EActivate CLICK AQUÍ

No*Mad: El tele-coworking o cómo llevar a Internet un espacio físico.

24/07/2020

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.